Aprende lo que sea en 3 Fáciles Pasos

Para aprender cualquier tipo de disciplina son necesarios varios ingredientes: mente abierta, mucho interés y voluntad y quizás lo más importante, una gran motivación.

Lo que bien es cierto es que existen tres pasos a seguir los cuales te garantizarán un aprendizaje eficaz en cualquier materia, disciplina o actividad de tu interés

Primer paso: conoce la teoría y los detalles.

Lo que sea que quieras aprender, tiene detalles que lo hacen lo que es. Por ejemplo: Si quieres aprender a tocar algún instrumento, tienes que conocerlo: cómo suena, cómo se toma, como te debes colocar para tocarla, de qué está hecho, por qué tiene la forma que tiene, etc. Luego tienes que aprender la teoría: cómo se lee música, cómo se toca el instrumento, la historia del instrumento y la música, quiénes son sus máximos exponentes entre otras cosas.

Lo mismo sucede si quieres aprender un idioma: empiezas con palabras más sencillas, conoce la cultura e historia del lugar donde lo hablan, conoce las personas más influyentes de ese lugar, conoce sus mejores artistas, escritores, etc. Luego aprende la teoría del lenguaje que quieres aprender.

Ésta es la parte clásica del aprendizaje, en donde muchas personas se estancan. Aquí puedes pasar el mayor tiempo, pero nunca por esto desistas, intenta siempre pasar al segundo paso del aprendizaje. No te detengas.

Segundo paso: haz algo con lo que aprendiste.

Si quieres aprender a tocar un instrumento puedes aprender una canción completa y tacarla en frente a un pequeño público: amigos o familiares. Aprovecha algún evento y toca la canción para que varios te escuchen. Si no, graba una canción y compártelo en las redes sociales, súbela a YouTube y compártela en Facebook.

Si quieres aprender un nuevo lenguaje: contacta a alguien que hable el lenguaje como su lengua materna e intenta conversar con esa persona, dile que estás aprendiendo el idioma y te gustaría conversar de un tema en específico. Ten una conversación con una persona del país de origen vía Google Hangouts, o Skype.

Muchas veces, en este segundo paso, te darás cuenta que quizás hay más que aprender, en especial en cosas tan amplias y profundas como aprender un instrumento o aprender un nuevo lenguaje. Así que muchas veces querrás regresar al paso uno y seguir aprendiendo, lo cual es una muy buena idea. Pero antes de hacer eso, siempre es mejor ir hacia delante, así que toma lo que aprendiste en el paso uno, y lo que notaste con lo que hiciste en el paso dos y llévalo al próximo paso.

Tercer Paso: enseña a otros lo que haz aprendido

Es bastante difícil pensar que uno sabe lo suficiente como para enseñar, y uno quizás esté inclinado a pensar que pare enseñar uno tiene que saberlo todo. Pero eso no es enteramente cierto. Podrías enseñar lo que sabes e inclusive decir que no lo sabes todo pero que estás aprendiendo.

Algunos expertos en el tema dicen que cuando se quiere enseñar algo uno lo investiga más a fondo, más rápido, porque uno sabe que será el centro de escrutinio de personas que quieren aprender este tema.

Paradójicamente, enseñar es una de las mejores formas de aprender.

Si quieres aprender, lo único que tienes que hacer es seguir estos fáciles pasos: aprende, crea y enseña. Pero no te quedes ahí, repite estos pasos varias veces, o con cualquier otra cosa que te gustaría aprender, y verás que te convertirás en un maestro del aprendizaje.